El cultivo de hongos comestibles

En estos momentos existe un gran auge en el cultivo de hongos comestibles. Esto se debe a que este tipo de siembra es bastante versátil, ya que se pueden cosechar diversos tipos de hongos que pueden servir tanto para el mercado alimenticio como para el medicinal.

Para que se dé este tipo de cultivo es necesario contar con un equipo de humidificador de aire industrial adecuado y un sustrato para que puedan crecer de manera óptima. Así que hablaremos de aspectos relevantes para producir suficientes hongos para su venta.

Importancia del humidificador de aire industrial en los cultivos de hongos

Las distintas especies de hongos que se cultivan para el consumo, necesitan de una saturación atmosférica específica para crear un ambiente suficientemente húmedo para que puedan crecer adecuadamente.

Esto se logra con diversos humidificadores de aire que también son usados en la verdulería, en el cultivo de hortalizas en invernaderos y, especialmente, en aumentar la humedad para prolongar la vida de las frutas y verduras después de que han sido cosechadas y se puedan trasladar sin que se descompongan a mitad de camino.

En el ambiente se debe crear una atmósfera lo suficientemente húmeda para que pueda proliferar de manera adecuada el champiñón, shiitake u otro tipo de hongo. De hecho, se debe difundir una gran cantidad de agua para que pueda crear un ligero rocío y evitar las grandes gotas que perjudican y deterioran el hongo.

Los humidificadores de aire industrial se consiguen en grandes establecimientos dedicados a la venta de aparatos de climatización de espacios. Incluso, se pueden conseguir en los grow shop, tiendas de cultivo, que también se dedican a asesorar sobre cuál es el humidificador ideal para cada cultivo y espacio que se disponga.

El cultivo de hongos como alternativa económica

Los hongos son organismos heterotróficos, esto quiere decir que se alimentan de compuestos orgánicos. Ciertamente, estos los absorbe a través de sus paredes celulares y es por eso que, en la naturaleza, se consiguen en troncos en descomposición y otros tipos de materias residuales del ambiente.

Para aquellos que se dedican al cultivo de estas setas, no solo es importante la humedad del ambiente, también deben estar atentos del sustrato que se usa. La ventaja es que se pueden de la actividad residual a nivel agrícola, pueden servir las pulpas del café, los restos de distintas pajas, entre otros.

Gracias al aprovechamiento de estos residuos, el cultivo de hongos se ha convertido en una buena alternativa de generación de ingresos, ya que no requiere de costosos abonos ni compost. De hecho, tampoco es necesario invertir en pesticidas debido a que este tipo de cultivo no le afecta algún tipo de plaga importante.

Al igual que los humidificadores, los sustratos también pueden ser conseguidos en grow shops, tiendas de cultivo. Hasta brindan kits para aquellos que se están iniciando en esta actividad.

Sin importar en que momento se encuentre para el cultivo de hongos, siempre es importante asesorarse con profesionales para conocer los detalles de cuidado dependiendo del tipo de seta que se quiere comercializar. Tanto en tiendas físicas como online que se dedican a la agricultura, se puede obtener todo lo necesario para los huertos micológicos.