Pedro y Pablo, el nuevo gobierno picapiedra