Primer fallecido por ‘hantavirus’ en China

China, que aun combate contra la pandemia de coronavirus que se inició allí en diciembre del año pasado y que luego se expandió al mundo, comunicó a través de un diario nacional la primera muerte de un hombre por hantavirus, un brote viral.

Primera muerte por hantavirus en China

Global Times, el medio que publicó la noticia, ha expresado su preocupación ante la posible expansión de una nueva enfermedad viral, hantavirus (VH). El fallecido era un trabajador de apellido Tian, que viajaba en autobús desde Shantung a Yunnan, provincia ubicada al suroeste de China.

El hombre comenzó a sentirse mal durante el viaje por lo que fue trasladado a un hospital en el condado de Ningshan, en la provincia de Shannxi, donde se le hicieron pruebas dando negativo para Covid-19 pero positivo para hantavirus.

Como medida de prevención, al resto de los pasajeros que viajaban en el mismo autobús (32 personas) se les puso bajo observación médica, informó el reportero Yao Youming.

¿Qué es el hantavirus?

El hantavirus no es nuevo. Es una enfermedad zoonótica, es decir, que traspasa la barrera de las especies. Es transmitida por roedores, incluidos ratones y ratas.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informa que los síntomas de hantavirus pueden desarrollarse hasta 42 después de la exposición, lo que dificulta la identificación de la fuente exacta de la infección. En el continente americano, los países que más han reportado casos son Brasil, Argentina y Chile.

Este virus es conocido desde hace décadas y se transmite por el contacto con la saliva, las heces o la orina de roedores infectados; estas al secarse se combinan con el polvo por lo que pueden ser inhaladas por humanos. Las personas desarrollan esta enfermedad que ataca los pulmones, al inhalar el aire contaminado, recibir mordeduras o tener contacto directo con los roedores.

Los síntomas iniciales del hantavirus son: fiebre, dolores musculares y de cabeza, náuseas, vómitos, en algunas ocasiones dolores abdominales y diarrea. Días después, puede haber dificultad respiratoria, que puede agravarse.

Los casos de trasmisión de persona a persona son raros.