Remedios naturales para dolores crónicos: el aceite de CBD

El dolor de espalda lumbar es, con mucha diferencia, el más común y extendido de los problemas de dolor crónico que hay en España y en el resto del mundo.

Los datos sanitarios al respecto son claros: un 18,6% de la población española padece de forma crónica dolores de espalda, pero peor aún es saber que según dichos estudios, por lo menos un 80% de la población sufrirá dolor de espalda, aunque sea de forma intermitente.

Esto se debe a un sinfín de motivos entre los que destaca el estrés: las situaciones estresantes nos producen contracturas en la espalda. Aunque también se debe a otros motivos como dormir mal o ir adquiriendo malas posturas en la espalda de forma natural, que hacen que finalmente la espalda no se encuentre cómoda y esté siempre dolorida en cualquier postura.

Aunque es evidente hablar de la importancia de adquirir buenos hábitos posturales a lo largo de nuestras vidas, también debemos saber qué remedios tenemos a nuestro alcance para sufrir lo menos posible este molesto dolor. Por un lado están los remedios tradicionales, que cumplen una función anestésica, y por otro algunos remedios naturales, como el aceite de CBD, que cumplen una función analgésica, como puedes leer si pinchas aquí.

¿Por qué puede ayudarnos el CBD con los dolores crónicos de espalda?

Son cada vez más los estudios científicos que avalan que el consumo de CBD ejerce un poder analgésico en los receptores de nuestro sistema nervioso. Al entrar en contacto con el sistema endocannabinoide, el CBD inhibe los receptores que son los que están, por decirlo de alguna forma, sintiendo el dolor de espalda y llevando estas señales al cerebro, por lo que rápidamente se siente un alivio.

Es cierto que cada persona y cada sistema nervioso es diferente, y lo que a algunas personas les sucede inmediatamente con el consumo de CBD, a otros les puede costar un poco más hasta encontrar la dosis perfecta.

Pero lo que es importante sacar como conclusión de todo esto, es que el CBD hace de analgésico, inhibe el dolor durante un tiempo determinado. Mientras tanto, los remedios que cumplen una función anestésica, lo que hacen fundamentalmente es bloquear todo tipo de sensaciones, las malas (como el dolor, en este caso) y también las buenas, y eso puede chocar con la posibilidad de llevar una vida normal e introducir el consumo de remedios para el dolor de espalda en nuestro día a día sin tener consecuencias.

El dolor de espalda: un mal que parece inevitable

Al hecho de que muchos de los remedios sean anestésicos y, por tanto, no muy positivos a la larga, se le añade que la gran mayoría de las personas conviven con el dolor de espalda como si se tratase de un mal que forma parte del día a día y contra el que no se puede hacer nada.

Quizás en momentos puntuales de dolor muy agudo, las personas acuden al médico o toman por su cuenta algún tipo de medicamento antiinflamatorio y anestésico, pero no piensan en un remedio con el que tratarlo, a pesar de que muchas de las personas que tienen dolor crónico reconocen que su vida se ha visto alguna vez afectada y les ha incapacitado como se puede leer en este artículo.

Conclusiones sobre cómo consumir CBD si tenemos dolor de espalda crónico o frecuente

Lo más importante sobre lo que se puede concluir en torno al tema del dolor de espalda, y de los dolores crónicos en general, es que dejarlo estar y no intentar ponerle remedio para vivir mejor, no es la opción adecuada.

Hoy en día es muy fácil encontrar lugares donde comprar CBD o aceite de CBD para poder empezar a tomarlo y así notar sus efectos calmantes y mejorar nuestro día a día sin dolores. Antes de esto, es muy importante que consultemos con un médico la razón por la cual queremos empezar a tomar CBD, para que así nos pueda recomendar cuál es la dosis recomendable según el tipo de dolor que tengamos, y también según la frecuencia.

Existen multitud de artículos y estudios que hablan de cómo el CBD está siendo cada vez más usado por una gran parte de la sociedad, y puede ser muy bueno para las personas que tengan dolor y aún no hayan encontrado remedio, que se informen sobre ello e intenten, de esta forma, cambiar ese aspecto de su vida.

 

Loading...