¿Para qué sirve la Tapicería de Muebles?

0
41

La tapicería de muebles es un arte y también una especialidad practicada por profesionales para obtener sillas, sofás, cabeceros y sillones cómodos, con estilo y adaptados a los requerimientos del cliente

La Tapicería de muebles permite dar nueva vida a todo tipo de sillas, sofás, cabeceros o sillones, tanto a muebles acolchados como a muebles cubiertos con tela, cuero u otros materiales. Los mejores expertos en Tapicería en Madrid se dedican a remodelar muebles para adaptarlos a nuevos o viejos espacios, en función de las preferencias de los clientes.

En función de cada mueble, los especialistas en tapicería a domicilio emplean una u otra técnica artesanal para obtener los resultados deseados y devolver el acabado y funcionalidad a muebles desgastados.

Las principales ventajas de la tapicería de muebles

Un buen servicio de tapicería contribuye a cambiar estancias, renovar diseños y dotar de personalidad a hogares y comercios. Uno de los usos actuales más frecuentes de la tapicería de muebles es para recuperar sillas, sillones, sofás o cabeceros que han sufrido un importante desgaste con el paso del tiempo o cambiar el color y la textura del mobiliario, para combinar con paredes o con otros elementos de las estancias, por ejemplo.

La tapicería a domicilio puede tener un rol muy importante en convertir un espacio frío e impersonal en un lugar en el que apetece estar y pasar muchas horas. Puede obtener espacios cómodos y seguros e incluso incorporar a los viejos muebles tejidos ignífugos.

La durabilidad de cualquier elemento del mobiliario se ve incrementada en muchos años con los trabajos realizados por el especialista en tapicería. Los trabajos de tapicería en Madrid, por ejemplo, están en auge gracias a las diversas ventajas y beneficios mencionados, con un coste mucho menor del que supondría adquirir un mueble nuevo.

Los tipos de trabajos de tapicería más demandados

En la actualidad, los tipos de trabajos de tapicería más solicitados están relacionados con la tapicería tradicional. Se trata de reformas de sofás, butacas, sillas, cabeceros o sillones que incluyen cubrirlos con telas sintéticas o espuma plástica para cambiar completamente su aspecto o recuperar su funcionalidad.

El tapizado de sillones

Estos trabajos tradicionales permiten obtener resultados de gran calidad y muy valorados por los clientes. Entre estos trabajos, cada vez es más frecuente el tapizado de sillones. Los sillones constituyen una de las piezas del mobiliario que más influye en la comodidad del hogar. Por lo general, las técnicas de tapizado de los sillones son más laboriosas que las de otro tipo de mobiliario y requieren de técnicas específicas. El objetivo es recuperar el confort del sillón y proporcionarle, en ocasiones, nuevos diseños.

Muchos ciudadanos tienen en sus casas sillones que han sufrido el paso del tiempo, muy envejecidos, deteriorados o cuyo estilo ha pasado de moda, quedando completamente desfasado. La mejor opción es requerir un trabajo de tapicería a domicilio para transformar y recuperar este sillón, ya sea de cualquier estilo, orejero, de relax, de estilo antiguo o moderno, en piel o polipiel, por citar algunos de los modelos más frecuentes.

Los colores en el tapizado de sillas

En lo que respecta a las sillas, los trabajos de tapizado son también cada vez más demandados, pero aquí prima la función estética antes que el desgaste del mobiliario. Es común que la petición del tapizado a domicilio por parte del cliente se realice no por el deterioro de la silla sino porque se desea cambiar su estilo. Es habitual personalizar las sillas, combinándolas con otros mobiliarios de la estancia y cambiar sus colores. Estos trabajos suelen consistir en renovar los colores incorporando pieles, telas y tejidos sintéticos.